We use cookies to understand how you use our site and to improve your experience. This includes personalizing content and advertising. By continuing to use our site, you accept our use of Cookies, revised Privacy Policy and Terms of Use.
  • 0 views
  • Edit

Así sacaron del agua en playa española auto modificado para alijar droga

2018-08-01 13:52
Un vehículo hundido en una playa de Manilva, España, fue sacado por la policía el 30 de julio. Los espectadores presenciaron cómo la policía local, la policía municipal, sacaba el 4×4 de plata sumergida del Mar de Alborán. El vídeo subido a Facebook por el Manilva Ws muestra el vehículo anegado siendo arrastrado con éxito a tierra firme. ¿Pero qué hacia ese auto hundido ahí? Diarios de Marbella indican que el todoterreno fue sustraído en Cádiz y modificado para alijar droga. Le habían retirado los asientos traseros para tener más capacidad de carga. El auto fue localizado por el barco quitanatas que limpia el litoral. No sobresalía nada a la superficie. «Nunca había pasado esto, parece que lo cargaron demasiado y no pudieron sacarlo y decidieron dejarlo allí», comenta el alcalde de Manilva, Mario Jiménez, según el diario ‘Sur’ de Málaga. Al mismo tiempo se sospecha que los mismos narcotraficantes están involucrados en los incendios intencionales que el pasado lunes afectaron 54 hectáreas del pueblo provocado por los delincuentes para distraer a la policía y así poder actuar con libertad en la costa en el alijo de droga. Para Jiménez el fuego fue rauna distracción para que las fuerzas de seguridad desplazaran la vigilancia del litoral y así poder actuar libremente. Según el diario Sur hay dos datos que apoyan esa tesis. En la zona norte del monte se halló una mochila, y por la mañana, sacaron un todoterreno sumergido completamente en la playa. Estas mafias suelen emplear coches robados para el transporte de la droga. Pero al parecer como dijo el alcalde, cargaron demasiado el auto y no pudieron sacarlo. “El fuego provocó una noche de pesadilla. Cuando a las dos de la madrugada llamaron a la puerta de Francisco Roig en la urbanización Los Hidalgo y vio que era la Policía Local, pensó que se había producido una pelea en la calle, pero de inmediato se percató del humo y de las llamas, «más altas que un edificio», que avanzaban hacia su casa donde toda su familia dormía”.