Wir verwenden Cookies, um zu verstehen, wie Sie unsere Website nutzen, und um die Benutzerfreundlichkeit zu verbessern. Dies beinhaltet die Personalisierung von Inhalten und Werbung. Mit der weiteren Nutzung unserer Seite akzeptieren Sie die Verwendung von Cookies, die Datenschutzrichtlinie und die Nutzungsbedingungen Cookies, Privacy Policy Term of use.
Video Player is loading.
Current Time 0:00
Duration -:-
Loaded: 0%
Stream Type LIVE
Remaining Time 0:00
 
1x
4 views • June 23, 2018
video privacyPrivate

Investigadores en Italia junto con un artista alemán estudian el efecto de las emociones humanas sobre las plantas

Los visitantes de una exposición en el Palazzo Strozzi en Florencia, bajarán de un tobogán mientras usan un cinturón con una planta de frijol en él. Cuando llegan al final del tobogán, entregan la planta a un investigador, que la analiza. Se ha instalado un laboratorio en el sótano del Palazzo Strozzi: el tobogán termina aquí. Los visitantes entregan la planta a un investigador y llenan un cuestionario, explicando cómo se sintieron durante el descenso (por ejemplo, si lo disfrutaron o si tenían miedo). "Los visitantes que participan en este experimento toman la planta, la llevan al laboratorio Strozzina, donde los investigadores analizan ante todo la fotosíntesis, que es el motor, el latido del corazón de las plantas, y luego analizan los COV (compuestos orgánicos volátiles), que son mensajes enviados por las plantas", dijo Stefano Mancuso, profesor de Fisiología de las Plantas de la Universidad de Florencia.
Show All