We use cookies to understand how you use our site and to improve your experience. This includes personalizing content and advertising. By continuing to use our site, you accept our use of Cookies, revised Privacy Policy and Terms of Use.
  • 0 views
  • Edit

Perdió una pierna luchando por el sandinismo y ahora sus propios camaradas toman la vida de su hijo

2018-07-19 18:34
Álvaro Gómez participó de la lucha sandinista en los años 80, y perdió una pierna en su servicio militar, ahora le mataron a su hijo Álvaro Alberto, de 23 años, de un tiro en el pecho, en medio de las protestas en contra del presidente Daniel Ortega que se han cobrado la vida de más de 350 personas en 3 meses. "La bala que mató a mi hijo no sé de dónde salió, pero sí salió de manos de ellos: de la policía o de la Juventud Sandinista", afirmó a Univisión el profesor Gómez. Además del dolor que siente, Gómez se siente frustrado, porque los responsables de su muerte fueron el movimiento que el apoyó durante la revolución sandinista en 1979 y del cual Ortega era uno de los líderes. “Algunos me han dicho que hay videos donde a él le disparan, varios de sus compañeros lo querían sacar pero la policía no lo permitió y se los dio a las turbas de la Juventud Sandinista”, comentó Álvaro a MAJE. En ese tiempo, contó Álvaro Gómez ellos llevaban fusil, y sus adversarios también, ahora mi hijo llevaba un palo, una piedra, pero “el que estaba al frente de mi hijo…, estaba con un fusil, con una pistola”. Nicaragua cumplió ayer tres meses de su crisis más sangrienta desde la década de 1980, que se inició con unas manifestaciones contra una reforma a la seguridad social y que se convirtió en un grito nacional que pide la salida del presidente Daniel Ortega y que ha polarizado al país. Después de 92 días, Nicaragua sumó al menos 351 muertos, según cifras de organismos humanitarios, miles de heridos, denuncias de "desapariciones forzosas", cientos de detenidos y miles solicitando refugio en la vecina Costa Rica, informó EFE. https://maje.com.ni/entonces/1750-parapoliciales-se-llevaron-profesor-monimbo-alvaro/ “En 30 años de trabajo sobre DDHH en la región, jamás he visto algo como lo que está ocurriendo en Nicaragua: la policía y los hampones van pueblo por pueblo matando y secuestrando personas con total descaro”, dijo José Miguel Vivanco, director ejecutivo de Human Rights Watch. https://twitter.com/lav_arroyo/status/988519445172760576 Con la muerte de su hijo Álvaro Gómez también lamenta los efectos de la batalla a la que se unió cuando era sólo un adolescente. "Yo a la lucha me enfrenté porque me decían que los Somoza eran los dueños de Nicaragua, los adinerados. Ahora en este país, los dueños de Nicaragua son la familia Ortega-Murillo (...) Aquí quienes figuran como empresarios son los hijos de Daniel Ortega y la Rosario Murillo". Para desgracia de Nicaragua sus últimas décadas han estado marcadas por esta ideología basada en la lucha y la violencia. El FSLN reemplazó al dictador Somoza para instalar en el poder a esta nefasta ideología que se basa en la lucha como “creencia” fundamental para conservar el poder político. Emplean la violencia contra los “enemigos de clase” y se perpetúan mediante el uso de la violencia contra sus propios miembros y contra su pueblo. Durante las purgas estalinistas de la década de 1930, el comunismo soviético asesinó a más de 20 millones de personas, entre los llamados “espías” y “traidores”, y aquellos que tenían opiniones diferentes. También lo hizo el Partido Comunista chino (PCCh), que heredó en forma natural esta tradición de violencia. Por poner solo en ejemplo, durante la primera guerra civil entre los comunistas y el Kuomintang (Partido Nacionalista chino), librada entre 1927 y 1936, la población de la provincia de Jiangxi cayó de 20 millones a cerca de 10 millones. Un ejemplo de las terribles pérdidas que produce el uso de la violencia. Mas tarde, en la época de las grandes matanzas de la Revolución Cultural, bajo la instigación e instrucción directa de los líderes del PCCh se utilizó la violencia para perseguir y asesinar a los ciudadanos. Los asesinos que dirigieron y llevaron a cabo estas matanzas fueron, en su mayoría, militares, policías, milicianos y miembros clave del PCCh y de la Liga de la Juventud. El FSLN nació comunista (Fundación Enrique José Bolaños Geyer) fue presidente de Nicaragua entre 2002 y 2007. Según Bolaños, el FSLN nació comunista. La imposición del comunismo en Nicara