We use cookies to understand how you use our site and to improve your experience. This includes personalizing content and advertising. By continuing to use our site, you accept our use of Cookies, revised Privacy Policy and Terms of Use.
  • 0 views
  • Edit

Hormigas gigantes se convierten en delicioso manjar en México

2018-05-15 06:01
En las sierras de Pahuatlán en el estado de Puebla, México, unas enormes y peligrosas hormigas llamadas “chicales” son colectadas para preparar deliciosos manjares. Un platillo a base de hormigas? Pues sí. Las hormigas sirven de base para preparar un guiso que va principalmente con puerco, pollo o huevos, el cual es acompañado con las típicas tortillas de maiz mexicanas. Pero colectar las hormigas no es tarea fácil, en realidad es toda una odisea. Por esa razón cada bocado de estos platillos vale todo el esfuerzo. En primer lugar las hormigas salen de sus nidos solo una vez al año a causa de las lluvias, cosa que ocurre únicamente entre principios de mayo y mediados de julio. Además, las hormigas pueden volar lo que las hace esquivas, y para rematar, tienen una mordida profunda que espanta a más de un colector. “Es difícil atraparlas porque tienen tenazas y hasta las botas de plástico se las comen” le comentó Virgina Madair Rico González, dueña de un restaurante en Pahuatlán, a la agencia de noticias EFE. Durante la época de colecta los pobladores salen en las noches con lámpara en mano a capturar este manjar.Lo hacen sigilosamente y con sumo cuidado pues las hormigas al verse amenazadas atacan. De cada nido pueden sacar entre 25 y 50 hormigas por extracción.Luego, en las cocinas de este municipio las mujeres limpian los insectos, les retiran las alas y los congelan para poder disfrutarlos durante todo el año. El platillo por excelencia que se elabora con estas hormigas y que te presentamos en el video en esta página, es la salsa de chicales con carne de cerdo. Una vez limpias y sin alas estas se fríen y machacan. Luego, se añade el caldo y la salsa verde a base de tomate. Una vez lista la salsa se agrega a la carne de cerdo y se hierve todo junto por unos minutos. Este platillo de temporada puede alcanzar los 100 pesos (5,15 dólares) en los restaurantes locales.El restaurante de Virgina sirve chicales todo el año, ya que las conserva congeladas en bolsas. Otra forma de degustar estas hormigas gigantes es comiéndolas fritas como aperitivo. Su sabor y olor ahumado es muy característico y en México es común agregarles limón y un poco de salsa. "Las hago con su ajo y sus chiles, bien asaditas", comentó Rosa María Márquez Huerta. Debido al proceso de recolección de estas hormigas el precio de venta al público es elevado, llegando a alcanzar los 800 pesos (41 dólares) por cuarto de kilo. En México el consumo de insectos es una herencia cultural de los pueblos indígenas prehispánicos que aporta un gran valor gastronómico y turístico. Crédito: EFE