We use cookies to understand how you use our site and to improve your experience. This includes personalizing content and advertising. By continuing to use our site, you accept our use of Cookies, revised Privacy Policy and Terms of Use.
  • 0 views
  • Edit

Impactantes imágenes de brutal inundación de lodo, barro, y ramas, después de una intensa tormenta Suiza

2018-08-09 21:09
En la noche del martes las lluvias extremadamente fuertes causaron que el río Losentse se desbordara y que un rastro de pedregal y barro golpeara la aldea de Grugnay en Valais. El pueblo de Suiza vivió momentos de pánico cuando fue sorprendido por la enorme masa negra que enterró a grandes partes de la comunidad. Las imágenes de este video muestran como el torrente a su paso se elevó varios metros amenazando a las casas cercanas y salpicando todo al alrededor. El incidente dejó a los vecinos asustados y atónitos ante lo que parecía ser una espectacular erupción. El video fue grabado por un habitante del lugar, y permite ver la llegada de la avalancha desde el mismo comienzo de esta, como choca con el final de un canal que luego comienza a desbordarse provocando daños en viviendas, carreteras y calles. Severe Weather Europe, informó el martes que más de 50 litros de lluvia por metro cuadrado cayeron sobre la ciudad en menos de una hora, y ello aumento un arroyo y luego el río que se alimentaba de él. Debido a que el lecho de Losentse dentro de Chamosons es poco profundo el río se desbordó en las orillas y enterró todo a su alrededor. Los reportes indican que la situación sólo generó angustia en la población y ninguna persona resultó herida. Aunque parece lava, el torrente es un imponente alud de barro, piedras y escombros de vegetación. Fue provocada por una tormenta en las inmediaciones de la localidad suiza de Grugnay. Los vecinos compararon el fenómeno con una erupción volcánica, pero la supuesta 'lava' se desplazaba a mucha mayor velocidad. Fuentes oficiales se felicitaron de que el siniestro no produjera heridos. Tan solo se registraron pequeños daños en coches y en algunas viviendas.